Inicio FOTOS Remera de Cerro para Marcelito

Remera de Cerro para Marcelito

144
0

“Estoy muy contento con mi nueva manito”, fue lo primero que dijo el pequeño Marcelo Denis, de diez años, tras salir del quirófano del sanatorio Santa Bárbara, de Asunción, el lunes 16 de enero, un día de esperanza para el chico y su familia de Cambyretá (departamento de Itapúa). El niño fue intervenido quirúrgicamente para separar sus deditos que nacieron pegados en su mano izquierda.

Según los reportes médicos, la primera cirugía fue un éxito y se espera la segunda en tres meses. De muy buen ánimo, Marcelo ya pidió un deseo, le dijo a MUNIPY que sueña con la visita de los jugadores de Cerro Porteño, el club de sus amores, especialmente, quiere que el arquero Jean Paulo Fernandes Filho-su ídolo- le regale una camiseta. “Demasiado feliz voy a ser”, dijo con una enorme sonrisa. El niño saldrá de alta el miércoles 18 de enero, si todo evoluciona bien.

UN MILAGRO, TRAS ROBO MILLONARIO

Luego de que malvivientes se llevaron el dinero reunido durante años para la operación, apareció la generosidad del doctor Jesús Marín. El médico cirujano se conmovió con el caso y ofreció intervenir al niño, sin costo. A él se sumaron otras personas de buena voluntad como el doctor Roberto Almirón, dueño del sanatorio Santa Bárbara, de Asunción, que puso a disposición en forma gratuita su quirófano, consultorios y sus profesionales para los estudios previos correspondientes. De ese modo, la operación se hizo realidad y Marcelo ya salió airoso de su primera intervención.

El diagnóstico que tenía el joven paciente era de polisindactilia, información que se ha actualizado y señala que se trata de una macro sindactilia, huesos más grandes de la talla normal de la edad, lo que implica reacomodar tendones, entre otros pasos.

Don Miguel Denis ahorró durante diez años para poder pagar la operación de su “pahague” (hijo último). Con su trabajo de albañil juntó guaraní sobre guaraní, hasta alcanzar los 40 millones que unos delincuentes se robaron de su casa el pasado lunes 9 de enero, a punta de pistola en la cabeza de otro de sus hijos, de 15 años, que no tuvo más remedio que entregar el dinero a cambio de su vida.

SUEÑA CON SER FUTBOLISTA

Para Miguel y Delia, padres de Marcelito ha empezado el cumplimiento de un anhelo largamente acariciado, con el sacrificio de una década de ahorros y desvelos. Marcelo tiene diez años, sueña con ser futbolista y está peleando para llevar una vida normal. El problema con el que nació le impide desarrollarse como cualquier niño de su edad. Es el menor de tres varones en una familia de escasos recursos en la cual mamá y papá salen de madrugada a trabajar y vuelven muy tarde, para mantener a la familia.

A pesar de sus limitaciones, el niño avanza en sus estudios y cursará este año el quinto grado en la escuela San Miguel de Cambyretá. Y apoyado por sus padres, va tras su meta, practicando en la escuelita de fútbol Maracaná cercana a su hogar. “Hace como un año que le llevamos allí, ovy’a upepe (se siente feliz allí), pero por su problemita le cuesta más todo, pero igual procura, no se rinde nunca”, dijo el padre, orgulloso.

AGRADECEN AYUDA EN ASUNCIÓN

Las muestras de solidaridad sorprendieron gratamente a don Miguel y doña Delia. Ellos expresaron que no se imaginaron que en la capital tendrían tanto apoyo. “Yo estoy muy agradecido con la gente en Asunción, en Encarnación donde hace años trabajo no me dieron nada y aquí ya mucho nos ayudaron, mi sueño era operarle a mi hijo y estamos cumpliendo gracias al doctor Marín, al doctor Almirón y otras personas de gran corazón, que Dios les multiplique”, señaló emocionado.

Por su parte, la madre de Marcelo destacó la ayuda del sanatario. “Quiero agradecer todo lo que están haciendo por mi hijo, no tengo palabras para agradecer a toda la gente que nos brindó su apoyo en estos momentos, especialmente al sanatorio que nos brindó una excelente atención. Eternamente agradecida”, refirió. El centro médico se ocupó también del hospedaje y alimentación de la pareja.

VÍA PARA AYUDAR AL NIÑO

Marcelo Denis se despidió del equipo de MUNIPY pidiendo cumplir su sueño de conocer a los jugadores de su querido Cerro Porteño y llevarse una camiseta de ellos de recuerdo para su pueblo.

Como el niño deberá volver a Asuncion para estudios, otra cirugía y fisioterapia, se apela a la solidaridad de la ciudadanía que puede comunicarse con el señor Miguel Denis en el teléfono 0985 732-343 (billetera Tigo) para cualquier aporte.

FUENTE: www.munipy.com.py

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí