Inicio INTERNACIONALES Lula interviene Brasilia

Lula interviene Brasilia

34
0

El actual presidente de Brasil, Luiz Inácio “Lula” da Silva, decretó este domingo la intervención federal en el área de la seguridad de Brasilia, tras el caos provocado por miles de seguidores del ex mandatario Jair Bolsonaro, al tomar las sedes del Palacio de Gobierno, el Congreso Nacional y la Corte Suprema de Justicia, emulando una acción realizada en el pasado en los Estados Unidos, por partidarios del ex presidente Donald Trump.

“VANDALOS FASCITAS”

Lula da Silva afirmó en un pronunciamiento que los “vándalos fascistas” que invadieron las sedes del Parlamento, el Supremo y la Presidencia, en Brasilia, serán “encontrados” y “castigados”.

El mandatario calificó de “barbarie” los graves altercados vividos este domingo en la capital brasileña por parte de seguidores radicales del ex presidente que exigen una “intervención” militar que devuelva al poder a Bolsonaro, quien se encuentra en Estados Unidos.

VAN POR FINANCISTAS

“Vamos a descubrir a los financiadores” de esas protestas violentas y de cuño golpista, que “destruyeron todo lo que encontraron a su paso”, indicó Lula, quien denunció fallos de seguridad por parte del Gobierno del Distrito Federal de Brasilia.

APOYO PARAGUAYO

Si bien el presidente de la República, Mario Abdo Benítez, no se pronunció personalmente, desde las cuentas oficiales del Ministerio de Relaciones Exteriores lamentaron los actos golpistas en el vecino país y señalaron que el Gobierno expresa “su apoyo firme a la democracia y al Estado de Derecho en ese país hermano”.

REPUDIO ARGENTINO

Mandatarios de diversos países expresaron su apoyo y respaldo a Lula da Silva, como el presidente de Argentina, Alberto Fernández. “Quiero expresar mi repudio a lo que está sucediendo en Brasilia. Mi incondicional apoyo y el del pueblo argentino a @LulaOficial frente a este intento de golpe de Estado que está enfrentando”, aseveró.

CONDENA CHILENA

El presidente de Chile, Gabriel Boric, también hizo lo propio y manifestó su “respaldo” al mandatario brasileño y calificó los hechos en Brasil como un “cobarde y vil ataque a la democracia”. “Impresentable ataque a los tres poderes del Estado Brasilero por parte de bolsonaristas”, publicó el mandatario chileno a través de sus redes sociales.

COLOMBIA PIDE OEA

Gustavo Petro, presidente de Colombia, pidió una reunión urgente de la Organización de Estados Americanos (OEA) para atender el intento de “golpe” en Brasil. “Toda mi solidaridad a Lula y al pueblo del Brasil. El fascismo decide dar un golpe. Es hora urgente de una reunión de la OEA y aplicar la Carta Democrática”, dijo en un mensaje en Twitter.

ESPAÑA CON LULA

Asimismo, el Gobierno de España, liderado por el socialista Pedro Sánchez, expresó su apoyo a Lula y a las instituciones libres y democráticas elegidas por el pueblo brasileño. “Condenamos rotundamente el asalto al Congreso de Brasil y hacemos un llamamiento al inmediato retorno a la normalidad democrática”, escribió Pedro Sánchez.

LAS INVASIONES

Cientos de seguidores de Bolsonaro irrumpieron este domingo en el Congreso Nacional, ocupando posteriormente los edificios del Ejecutivo y de la Corte Suprema.

Según videos que circulan en las redes sociales, estos grupos, que en los últimos meses han acampado a las puertas de los cuarteles para exigir una “intervención” militar que impidiera la toma de posesión de Lula, han provocado destrozos de diversa consideración en el interior de los locales asaltados.

LAS AGRESIONES

Patrullas de la Policía Legislativa, que velan por la seguridad en el Congreso, fueron atacadas y las barreras que acordonaban las sedes de los tres poderes fueron destruidas por los manifestantes.

Además, varios fotógrafos y camarógrafos de medios de comunicación fueron agredidos en los actos. Entre ellos, una fotógrafa del medio digital Metrópoles fue agredida a puñetazos y patadas por diez hombres, que le robaron las cámaras, según relató otra periodista de ese medio.

LAS AGRESIONES

Los seguidores piden la intervención militar de las Fuerzas Armadas para derrocar a Lula, quien asumió la Presidencia hace una semana, el 1 de enero, debido a que no reconocen la victoria en las urnas de Lula, quien ganó con el 50,9% de los votos válidos frente al 49,1% de Jair Bolsonaro.

El asalto por parte de seguidores del ex presidente brasileño se suma a otros ataques a sedes de legislativos en el mundo, el último y más grave producido en Estados Unidos el 6 de enero de 2021, cuando unas 10.000 personas, simpatizantes del presidente saliente Donald Trump, marcharon hacia el Capitolio y unas 800 irrumpieron en el edificio. El hecho, en el que cinco personas fallecieron, cumplió su segundo aniversario hace dos días y, pese a haber pasado dos años, las heridas de ese ataque en el país norteamericano siguen abiertas. FUENTES: Diario Última Hora y EFE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí