La economía paraguaya, reflejando el escenario económico mundial, se encamina a cerrar un año al borde de una nueva recesión y de los dos dígitos de inflación. El dólar, que impulsa la suba de precios, seguirá con su tendencia alcista hasta marzo del año que viene.

De acuerdo a indicadores esperados, Paraguay cerrará el 2022 en un marco de estanflación, es decir, de estancamiento con inflación.

GUERRA ECONÓMICA

La guerra entre Rusia y Ucrania llega a su octavo mes. Los combates no solo se realizan en los territorios ocupados sino se globalizó a través de las batallas económicas donde los misiles son sanciones y las bombas son embargos que impactan en todo el mundo.

Las ondas expansivas de la guerra económica, liderada por Estados Unidos, se transforma en desabastecimientos, subas de los tipos de cambio y las tasas de interés, inflación y recesión.

ESCENARIO MUNDIAL

Hace una semana, el Fondo Monetario Internacional (FMI) proyectó que un tercio de los productos brutos del planeta caerán y entrarán en recesión, como mínimo un semestre. Esto es un adelanto de que la economía mundial se frenará más de lo esperado en el 2023 y que, en el mejor de los casos, crecerá 2,7%, dos décimas por debajo de las previsiones anteriores.

INFLACIÓN ALCISTA

Según el Fondo, la actividad económica mundial experimenta una desaceleración generalizada y más acentuada de lo previsto, con la inflación más alta de varios decenios.

CIRCULO NEGATIVO

La crisis del costo de vida, el endurecimiento de las condiciones financieras en la mayoría de las regiones, la invasión rusa de Ucrania y la persistencia de la pandemia de COVID-19 inciden notablemente en las perspectivas.

DESACELERACIÓN

Según los pronósticos, el crecimiento mundial se desacelerará de 6,0% en 2021 a 3,2% en 2022 y 2,7% en 2023. Exceptuando la crisis financiera mundial y la fase aguda de la pandemia de COVID-19, este es el perfil de crecimiento más flojo desde 2001.

AMÉRICA LATINA

Solo mejor que Estados Unidos y Europa (Zona Euro) se encuentra América Latina que de un 6,9% de crecimiento de su PIB 2021 proyecta la mitad para este año (3,5%) y, otra vez, otra mitad menos (1,7% para el 2023.

¿Y DE PARAGUAY?

El crecimiento económico descenderá dramáticamente de un 4% en 2021 y de una proyección inicial de 3,7% a un pobre 0,2% que, teniendo en cuenta el crecimiento poblacional, es como un nuevo año perdido, parecido al 2019 y 2020 donde hubo retracción en un marco de COVID.

Una vez más, con ropaje de optimismo, el Banco Central proyecta un crecimiento para 2023 con 4,2%. Esto puede ser posible por el mal rendimiento de todos los sectores en el presente período, pero depende mucho de la extensión y profundización de la guerra en Ucrania, un conflicto de difícil pronóstico que, empero, tiende más al agravamiento que a la solución.

LO QUE CRECE

Lo que si crece y a un ritmo imparable es la inflación. La expectativa se fue duplicando y del 4% inicial para proyectarse a un 8,8% para cierre de 2022.  Para el año que viene se estima y se fijó como meta un 4,5%. La inflación de 2022 será la más alta desde 2008 que alcanzó 12,5%. En 2021, el encarecimiento del costo de vida fue de 4,5%.

DÓLAR ALCISTA

Uno de las variables que impulsa el encarecimiento de precios es la evolución alcista del dólar que hoy cerró a 7.200 guaraníes en la venta, a la altura de valores solo registrados en febrero de 2003, es decir, hace casi veinte años atrás. Al respecto, la Asociación de Casas de Cambio del Paraguay, indició que la tendencia se extenderá por lo menos hasta marzo de 2023.

FUENTE: MUNIPY con datos del Fondo Monetario y del Banco Central

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí