Inicio NACIONALES Entretenimiento y Deportes 1924: Cómo se instaló el Día de la Madre en Paraguay

1924: Cómo se instaló el Día de la Madre en Paraguay

136
0

Un artículo de David Velázquez Seiferheld, divulgado en mayo 2020, destaca una publicación de “Escuela de Comercio Jorge López Moreira”, fundada en 1906 por la Sociedad de Empleados de Comercio. A través de ese material, el autor bucea en las profundidades de la cultura paraguaya para historiar cómo se instaló el Día de la Madre en Paraguay como una fecha recordatoria y celebratoria.

EN LA ÉPOCA DE ALFONSO BELISARIO CAMPOS

La revista de la institución conocida como Escuela de Comercio, a secas, permitió a sus estudiantes distinguirse y extenderse preocupación acerca de temas diversos que excedían lo estrictamente técnico de la profesión de Perito Mercantil. La institución, en aquel entonces, era direccionada por el recordado docente Alfonso Belisario Campos (1881-1961) en cuyo honor y homenaje hoy la institución educativa pública Escuela de Comercio N°1 lleva hoy su nombre.

EDICIÓN DE LA REVISTA DE FEBRERO DE 1924

Una de las páginas de la edición N° 2 de su Año X y correspondiente a febrero de 1924 de la revista mencionada contiene una explicación sobre la razón y el sentido originario de la propuesta de fijar al 15 de mayo como el Día de la Madre en Paraguay.

El artículo de referencia comienza con la siguiente frase: “No consideramos pues, fuera de lugar o inoportuno proponer la fijación, como Día de la Madre, del 15 de mayo, con lo que reuniríamos cada año, en una sola celebración, el amor a la patria y a la veneranda mujer que nos dio la vida; ¡Patria y Madre! Dos símbolos de amor y respeto, dos fuentes de los más puros sentimientos, la dualidad augusta y noble en cuyo obsequio el sacrificio mayor es pequeño”.

A continuación, el articulo continua su idea de vincular Patria y Madre: “La Patria reside en la Madre” -según el escrito-que agrega: “No se concibe el hogar sin la mujer abnegada y cariñosa que trabaja y vela por la felicidad de sus hijos”. Bajo este concepto maternalista de la mujer, también expresa que “El culto a la Madre es la mejor manera de ennoblecer el verdadero amor a la Patria”.

PERO NO APARECE LA JUANA MARÍA DE LARA

A pesar del vínculo estrecho entre Patria y Madre, el articulista de la Revista de la Escuela de Comercio no hace mención de alguna figura femenina en particular, como pudiera esperarse que fuera Juana María de Lara, a quienes muchos atribuyen el origen y sentido de la fijación del “Día de la Madre en Paraguay”.

La asociación de Juana María de Lara (1760-1825) con el “Día de la Madre en Paraguay” es una fundamentación forzada por algunos historiadores por el hecho qué en su casa, la de la familia Martínez Sáenz, se urdieron y desarrollaron los planes revolucionarios que concluyeron entre la noche y madrugada del 14 y 15 de mayo con la emancipación de nativos y criollos, con la neta participación de estos últimos, del dominio español que en aquel entonces ya andaba por los 275 años, más o menos, con el poblamiento de Asunción.

Otros historiadores descartan la relación de la conmemoración del día de la Madre con Juana de Lara, de hecho, la misma fue declarada Prócer Nacional por la Ley 4.082/2010, hace apenas unos doce años atrás. De hecho, la publicación de la Escuela de Comercio refuerza la tesis mencionada.

PORQUE SE FIJÓ EL 15 DE MAYO DE CADA AÑO

Finalmente, el artículo sugiere: “Cuán bello y conmovedor será que, al lado de la insignia de la Patria ostentemos cada año en el ojal o sobre el pecho, el 15 de mayo, el clavel rojo o blanco, de cariño y homenaje a la Madre, viva o desaparecida, y festejemos, a un mismo tiempo, con júbilo y buenas acciones, nuestros dos más grandes amores”.

Como base, el artículo incluye un texto de la revista colombiana Punto y Coma, titulado “Día de la Madre”, del escritor, periodista y jurista Arcesio Penagos quien explica el origen del Día de la Madre en los Estados Unidos donde “existen sociedades particulares que tienen por objeto promover y proteger la celebración de ese día, no solamente en la Unión Americana, sino también en todo el mundo (…)”. Se describen las expresiones de afecto propias del día: “cartas, visitas, regalos y manifestaciones de afecto para con los padres, especialmente para la madre”, todo lo cual “fortalece y estrecha los vínculos sagrados de la familia”. Además, menciona los “claveles blancos “para quienes deben ir a “rendir homenaje a la última morada, a la madre que emprendió su viaje hacia el misterio”, y “claveles rojos” de quienes “pueden gozar aún de las caricias maternales”.

La revista, igualmente, se fundamenta en los textos de los literatos colombianos Adolfo León Gómez y Luis Alfonso Agudelo para establecer la relación Patria=Madre y proponer el 15 de mayo de cada año como fecha recordatoria y celebratoria.

VERSIÓN DEL MAESTRO RAMÓN BOGARÍN ANGULO

Tal parece que, en mayo de 1924, el festejo se mantuvo en el ámbito de la Escuela de Comercio: al menos, la celebración no aparece en las fiestas escolares de 1925. El maestro recordado maestro yaguaronino Ramón Bogarín Arámbulo, en su legendaria revista Ysoindy, en su Año 1, Ediciones 8 y 9 de 1956, destaca que Paraguay siguió el ejemplo de Colombia, país que oficializó la Día de la Madre en 1925. A su vez, la historiadora Ana Barreto (quien escribió a profundidad sobre Juana María de Lara), el festejo mantuvo este carácter espontáneo, no obligatorio, por varios años, a pesar de las insistencias, por ejemplo, de la prensa, hacia 1931, y se sumó a los festejos ya existentes del Día del Niño (en aquellos años, el 13 de mayo) y el Día de la Independencia (14 de mayo). Una vez más, como el día de la Bandera o el día del niño, un festejo escolar y educativo se convirtió a lo largo del tiempo, en una fecha de significación nacional, que tiene un gran valor en la sociedad y cultura paraguaya.

FUENTE: www.munipy.com.py basado el material https://observatorio.org.py/especial/28 del Observatorio Educativo Ciudadano

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí