Inicio NACIONALES Comentarios Lovetoys

Lovetoys

331
0

Hola.

Me llamo Rocío Paredes. Soy psicóloga, sexóloga y periodista. Bajo el pseudónimo de la “Doctora Amor by Paraguay”, compartiré distintos puntos de vista sobre amor y sexualidad como columna de opinión o en respuesta a consultas realizadas a cresexamor@gmail.com

Comenzamos hablando sobre los “lovetoys”

PINGUINOS EN LA CAMA

Algunas de las herramientas de trabajo de una sexóloga son la información y la psicoeducación sexual. Por eso, como dato, destaco que en las cuarentenas por pandemia del Covid-19 se disparó el nivel de ventas de “lovetoys”. Por ello, considero importante hablar sobre la previa sexual y el aporte de este tipo de juguetes para adultos a una relación de pareja.

Hay muchos miedos, tabués, mitos y fantasías sobre los lovetoys. Pero, ojo: es solo para atrevidos, para esos que tienen la curiosidad y capacidad de experimentar desde la perspectiva de vista de la exploración, no desde la coacción. Sobre este asunto me extiendo a continuación y también sobre su conexión para la formación de una pareja que busca amor y pasión, sana e intensa.

Para relaciones sexuales satisfactorias es clave vivir el momento. Pero, ¿qué pasa cuando ya no hay revoloteo en el nido de amor? Es como la letra del músico guatemalteco Ricardo Arjona (“Hay pingüinos en la cama”) y no tratar el asunto a tiempo puede acrecentar la agonía de un pendiente que puede hasta poner fin a una relación.

DIGA NO AL “MANDI´O ÝRE”

Es una realidad que la falta de novedad reduce la pasión en una relación y la puede matar por desnutrición. Si el famoso dicho “mandi´o ýre” (mandioca o yuca aguada) se hace en realidad bajo las sábanas de la alcoba puede llegar a empujar a uno o los dos miembros de una pareja a buscar en otra casa lo que ya no hay en su cama: esa energía sexual tan vital para una adecuada relación.

Una menor o nula actividad sexual no solo implica una posible “adición” de un tercero como variable para una ecuación de dos, pero también puede haber otros sustitutos: trabajo, hijos, estudios. Muchos se acomodan a una vida sin sexo… eso eso no tiene nada de malo, pero, se está privando –a más de uno- el derecho de disfrutar sin culpas y llevar lo que se dice “una vida normal”.

También es realidad que con los años las parejas aumentan su compromiso, pero disminuyen en pasión. Y es aquí donde una diversión erótica ayuda a compensar lo que se pierde con el paso del tiempo, partiendo de la exploración de las fronteras de la satisfacción personal hasta alcanzar a los límites del placer en compañía.

UNA DEVOCIÓN A LA INTIMIDAD

Dependiendo del objetivo, hay diversos y variados “lovetoys” o accesorios sexuales cuya utilización y/o utilidad dependen de la apertura mental. Se puede empezar con algo simple que ayude a redescubrir los mapas del placer. Hablamos de masajes con brochas, lencería sensual, masticables, entre otras propuestas existentes. También pueden ser pinceles con pintura comestible, plumas y todo aquello que contribuya a interiorizarse con zonas eróticas corporales para renovar el arte de la devoción a la intimidad en pareja.

Igualmente, dar placer a otro también puede ser un acto muy especial con la contribución de las nuevas tecnologías que hoy nos ofrecen dispositivos diseñados para un encuentro bien íntimo con amores a distancia. Son aplicaciones (app´s) para vibraciones controladas de dildos o consoladores que conectan con la media naranja, aunque ésta se encuentre al otro lado del planeta.

Más allá de la herramienta y su forma de utilización, lo que siempre se debe recordar es que los juguetes sexuales necesariamente deben ir acompañados de higiene, para cuidar la salud, y, creatividad, para cumplir su papel de diversión. Lo mejor es empezar “despacito” como cuando canta el puertorriqueño Luis Fonsi y subir de tono, sin romper el encanto, hasta alcanzar el “Punto G” del objetivo deseado de su uso en pareja: una sexualidad sana y amorosa.

Finalmente, y más allá de cualquier lovetoy, lo más importante es disfrutar en pareja, con responsabilidad.

Hasta pronto.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí