Inicio NACIONALES Economía y Empresas 22-4-22: El Ultra Capicúa vuelve locos a “Los Cabaleros de las Quinielas”

22-4-22: El Ultra Capicúa vuelve locos a “Los Cabaleros de las Quinielas”

289
0

Mucha gente paró la oreja con la viralización de la fecha 22-04-22, una cifra capicúa para los cabaleros, aquellos que tienen la fe puesta en los números en su búsqueda de un golpe con la “Quiniela”. Para muchos, hoy, el 22 (El Loco) es su día de suerte con un “Ultra Capicúa” que solo se registra cada cien años.

Para José Fernando Alcaráz, quinielero que tiene su puesto fijo sobre Montevideo y Milano (Segunda) de Asunción (cerca del Mercadito N° 3) esto es algo frecuente cuando los números coinciden de esa manera.  Sin embargo, según explicó a www.munpy.com.py, hay distintos tipo de apostadores, cada uno con sus diversas técnicas para llegar al premio mayor.

EN MEDIO DE CÁBALAS Y SUEÑOS

“Hay algunos cabaleros que tienen en cuenta las fechas, es más la cantidad de apuestas cuando la combinación de día, mes y año coinciden por ejemplo 01/01/01, porque la mayoría juega al primer premio y la apuesta es mayor, pero otros se orientan por los sueños”, relató. En este sentido, muchas veces José tuvo que hacer como el psicólogo Sigmund Freud, interpretar los sueños, solo que para apuntar al número ganador de la jugada.

PROFETA JOSÉ DE LAS QUINIELAS

“Yo escucho el sueño de los clientes, al menos el que se guía por ellos. Yo me baso en el Libro de los sueños de la Quiniela que trae un significado para cada número, pero muchas veces hace falta interpretar; y algo importante ser constantes, porque no siempre va venir el mismo día en que se soñó”, comentó nuestro pitoniso de las apuestas, un profeta de números y sueños.

Explicó que una vez un cliente le relató su sueño, sobre su caída; entonces, él sugirió que juegue el 56, relacionado con las caídas, pero hay otros números que también podrían relacionarse con esa visión. Son cosas que los que están en el rubro o los conocedores manejan al dedillo y eligen uno de los horarios para las apuestas, el matutino, el vespertino y el de la noche.

VEINTE AÑOS EN EL RUBRO

Hace veinte años que José se gana la vida con la Quiniela. Solo por la pandemia faltó a su trabajo 45 días, cuando todo paró. Después está, a veces, de lunes a lunes, en su puesto o recorriendo, ya que una de sus técnicas para llegar hasta el cliente. También aprovecha la tecnología, porque a los apostadores que denomina “seguros” les sus pedidos por whatsapp, enviándoles la foto del comprobante de su jugada, mientras estos le envían el importe a través de giros; sino, él mismo se hace de tiempo para cobrar.

OLLAS POPULARES Y PYTYVO

“En tiempos de pandemia me mantuve con ollas populares, prestando servicio para ayudar a otros y, al mismo tiempo, con subsidios gubernamentales (Pytyvo) o apoyo de de algunas organizaciones privadas nos daban para comer”, recordó con respecto al duro periodo de cuarentena que trae malos recuerdos a la memoria de muchos paraguayos. Después que su ritmo laboral se normalizó, siempre está, desde las 06:30, firme en su puestito. También hace recorridos y termina a eso de las 19:30, después de haber satisfecho a todas aquellas personas que desafían a su suerte y tienen la firme creencia de que hoy caerá el bolillero con su número de bonanza y que traerá consigo la deseada “platita quinielera”.

FUENTE: www.munipy.com.py

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí