Inicio NACIONALES La “extensión” enciende hogueras republicanas

La “extensión” enciende hogueras republicanas

328
0
Lilian Samaniego y Pedro Allian, ex y presidente de la ANR, están divididos por la extensión de mandatos partidarios.

El presidente del Partido Colorado, Pedro Alliana, reflotó el tema del despilfarro de dinero durante la gestión de la senadora Lilian Samaniego al frente de la Asociación Nacional Republicana (ANR).

Según el dirigente cartista, durante la era Samaniego a frente del Partido Colorado se llegó a gastar G. 1.500 millones mensuales para sostener una superpoblación de funcionarios.

Igualmente cuestionó a la misma y a otros senadores por convocar a reuniones multitudinarias en plena pandemia por el COVID-19, tal como se recientemente en la Junta de Gobierno.

Pelea por extensión de mandatos

Las declaraciones de Alliana fueron la respuesta a la postura de los parlamentarios Lilina Samaniego, Enrique Riera, Juan Darío Monges, Mirta Gusinky, Derlis Osorio y Juan Afara quienes se muestran en contra del planteamiento de prorrogar el mandato de las autoridades partidarias.

La extensión de mandatos por un año más es una medida propuesta ante los riesgos sanitarios de realizar comicios a raíz de la crisis sanitaria por el COVID-19. Dentro de este contexto algunos amenazan hasta la presentación de acciones judiciales para lograr sus objetivos.

 “La extensión del mandato no es solo para el presidente sino para todas las autoridades, así como los convencionales. Mo se le puede arriesgar a nuestros correligionarios a unas elecciones a conquistar los lugares de espacios y que salgan algunas personas contagiadas por COVID-19”, manifestó Aliana.

“Le recuerdo a la senadora que no se puede hacer reuniones multitudinarias en pandemia”, comenzó diciendo Aliana para recordar después que la senadora Samaniego, cuando estaba al frente de la ANR, dejó como herencia más de 400 funcionarios en la Junta de Gobierno.

Según el dirigente cartista, eso era “una sobrepoblación gigantesca donde el Partido Colorado gastaba más de G. 1.500 millones al mes en su gestión, un déficit anual de más de G. 1.300 millones. Se gastaba mucho más de lo que se tenía, una deuda de G. 45 mil millones”, según mencionó al canal GEN.

A continuación, el presidente de los colorados defendió la convención extraordinaria convocada para 14 de noviembre alegando se gastará menos del 10% de lo gastado durante la administración Samaniego.

“No podemos hacer una convención presencial porque a 10 personas se le antoja y dicen que no se podrá hacer de forma virtual. Lilian Samaniego pagó G. 1.200 millones en la última convención donde hubo 1.000 convencionales y hoy esta convención del partido saldrá prácticamente casi G. 100 millones, menos del 10%”, afirmó.

Fuente: Diario La Nación

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí